Noticias de Chihuahua.- Una de las obras más caras vendidas en subasta es el “Salvator Mundi”, del mundialmente reconocido pintor italiano Leonardo da Vinci. Llegó incluso a cerrarse el trato por casi 8 mil 623 millones de pesos. Pero después desapareció.

El 15 de noviembre del 2017, el comprador (príncipe Bader bin Abdullah bin Farhan al Saud en Arabia Saudita) finalizó el acuerdo con la casa de subastas Christie’s de Nueva York, Estados Unidos, y anunció que el cuadro sería exhibido en el Museo del Louvre a partir de septiembre del 2018.
Nadie sabe dónde está, todo es un misterio

Esto no ocurrió porque a partir de ese momento no volvió a saberse nada más de la pintura, que data del siglo XVI. Ni el Departamento de Cultura ni el personal del recinto saben su ubicación. Ni siquiera el Louvre ha dado con ella y esto tiene particularmente preocupados a los directivos pues planeaban incluirla en una exhibición programada para el otoño. “Es trágico. Privar a los amantes del arte y muchos otros que se emocionaron con este cuadro -una singular obra maestra- es profundamente injusto”.

DIANNE MODESTINI, PROFESORA DEL INSTITUTO DE ARTES DE LA UNIVERSIDAD DE NUEVA YORK.

Por su parte, las autoridades se han negado a ofrecer declaraciones al respecto, lo que solamente aumenta el misterio entre los interesados en el arte; una mayoría piensa que las dudas sobre la autenticidad de la obra generó su cancelación al público, mientras que otros creen que el príncipe finalmente optó por quedárselo para él solo